INFORMACIÓN IMPORTANTE para pacientes de
Jerez de la Fra.
Cita Online
 

NOTICIAS IHP

Lunes, 15 de Julio de 2019
 

Quirónsalud Sagrado Corazón pone en marcha el primer banco de leche de la sanidad privada sevillana con la colaboración de Grupo IHP

Se trata de un banco receptor del que ya se han beneficiado los tres primeros niños.

Quirónsalud Sagrado Corazón pone en marcha el primer banco de leche de la sanidad privada sevillana con la colaboración de Grupo IHP
Fruto de la colaboración entre Grupo IHP y el Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón, se ha puesto en marcha el primer banco de leche de la sanidad privada sevillana. Se trata de un banco receptor en beneficio de los neonatos ingresados en la Unidad de Neonatología del centro hospitalario que lo precisen.
 
La acreditación que concede la coordinación regional del HU Virgen del Rocío se obtiene tras pasar un estricto control de calidad por parte del equipo del Banco Público, requiriendo el cumplimiento de una serie de requisitos en infraestructuras e instalaciones del hospital, tanto para la conservación de la leche como en cuanto a un registro de conservación exhaustivo, además de personal formado en el manejo del banco y, en definitiva, de cuidados muy especiales para mantener la leche en perfecto estado de consumo por parte del prematuro que es un ser muy vulnerable vulnerable y el principal receptor de leche humana donada.
 
Como explica el doctor Diego Rivas, director médico de Grupo IHP y responsable asistencial de pediatría en Quirónsalud Sagrado Corazón, "la leche materna es el alimento de elección para un recién nacido, sobre todo en los casos en los que ha tenido problemas al nacimiento, bien por prematuridad, por bajo peso, o bien porque tenga algún tipo de enfermedad añadida. Alimentar a estos pacientes tan delicados con leche materna evita muchas patologías en el recién nacido como la enterocolitis, con respecto a la leche artificial. Asimismo favorece una mejor recuperación en caso de intervenciones quirúrgicas, asfixias perinatales o cardiopatías congénitas, además de reducir en un gran porcentaje las infecciones en el neonato, gracias al gran aporte inmunológico de la leche materna del que carece la leche artificial".
 
Continua el Dr. Rivas diciendo que hay que resaltar el protagonismo y el mérito de las donantes. Son madres de bebés de pocos meses de vida, que a pesar del trabajo que tiene alimentarlos y cuidarlos en esa edad, se dedican en cuerpo y alma a extraerse toda la leche que puedan producir en exceso y tras una delicada manipulación y conservación la entregan en el Banco de Leche del Hospital Virgen del Rocio. Además, cumplen gustosamente los protocolos para las donantes con una alimentación sana, evitando consumo de ciertos medicamentos, alcohol o tabaco. Es maravillosa la relación que se establece entre las donantes, el personal sanitario del Banco en el Hospital Virgen del Rocio y el personal Sanitario de Sagrado Corazón. Toda la cadena está encaminada a cuidar y alimentar al bebé receptor con este “oro líquido”, tan necesario en estos momentos delicados de su vida.
 
El Banco de Leche permite a los niños nacidos por debajo de los 1.500 gr. o de 32 semanas beneficiarse de la lactancia materna del Banco de Leche hasta que la madre tenga leche propia y pueda continuar con la lactancia.
 
Según declara la doctora Lola Gómez Bustos, responsable de la Unidad de Neonatología de Quirónsalud Sagrado Corazón, "cuando se detecta un candidato, que puede ser un neonato por debajo de las 32 semanas o de bajo peso, con problemas perinatales o que incluso haya sido sometido a una cirugía, se realiza una solicitud de calostro, leche intermedia o madura al banco público con el consentimiento informado materno y, si es aprobado, remiten la leche al banco de leche del hospital para cubrir las necesidades del recién nacido hasta que pueda recibir la leche de su madre".
 
Tanto Quirónsalud Sagrado Corazón como Grupo IHP con esta iniciativa insisten en la promoción de la lactancia materna como la mejor opción para alimentar al recién nacido, para protegerlo de enfermedades presentes y futuras gracias al componente inmunológico que esta le aporta.