Cita Online

blog

 
Consejos
Jueves, 15 de Noviembre de 2018
 

El desinfectante de manos, más efectivo que el agua y el jabón para prevenir enfermedades

 
Redacción
 

La prestigiosa revista Pediatrics publica un artículo sobre la efectividad de un programa de higiene de manos en guarderías en el que ha participado Grupo IHP.

El desinfectante de manos, más efectivo que el agua y el jabón para prevenir enfermedades
La prestigiosa revista científica Pediatrics ha publicado los resultados de un programa de higiene de manos en guarderías en el que ha participado Grupo IHP. Según el mismo, los investigadores han llegado a la conclusión de que el desinfectante para niños es mejor forma de limpiarles las manos que el simple lavado con agua y jabón.
 
La investigación ha alcanzado una alta notoriedad a nivel internacional y medios de comunicación como la agencia Reuters, la cadena de televisión CNN o cabeceras como USA Today, han informado sobre ella.
 
Una de las grandes preocupaciones de los padres siempre es la prevención de enfermedades de sus hijos. Mientras los más pequeños aprenden hábitos sobre su propia higiene y cuidado, son propensos a muchas de las infecciones, toses, dolores de garganta y mocos, entre otros. Esto es especialmente habitual entre los niños que van a la guardería, quienes padecen más enfermedades respiratorias que los que se quedan en casa.
 
Ahora, gracias al estudio dirigido por la Dra Ernestina Azor y en el que ha colaborado el pediatra de Grupo IHP, el Dr. Francisco Giménez, se ha confirmado que mantener las manos limpias supone una diferencia significativa de cara a la prevención de enfermedades.
 
Más aún, aquellos niños que se limpiaron las manos con desinfectante, en lugar de con jabón y agua, faltaron menos a la escuela, padecieron menos infecciones respiratorias y se les prescribieron menos antibióticos.
 

Un 21% más de riesgo con el agua y el jabón

El estudio se centró en 911 niños de hasta 3 años que asisten a 24 guarderías distintas de Almería durante un período de ocho meses. Los niños se dividieron en tres grupos de limpieza de manos: uno que usó desinfectante, otro con agua y jabón, y un tercer grupo de control que siguió las rutinas habituales de cada centro. 
 
El grupo de jabón y agua obtuvo un 21% más de riesgo de contraer una infección respiratoria que el grupo del desinfectante. Y respecto a la prescripción de antibióticos, los del jabón registraron un 31% más que el desinfectante.
 
Las infecciones respiratorias, desde resfriados comunes hasta neumonías, pueden llegar a ser especialmente graves en bebés y niños pequeños. Según los autores del estudio, "reducir ese impacto, así como el uso irresponsable de antibióticos, supone una victoria significativa para la salud pública".

COMENTARIOS