Cita Online

blog

 
Médicos
Lunes, 25 de Marzo de 2019
 

«La depresión infantil existe y su origen puede ser un problema pediátrico-social»

 
Redacción
 

Con motivo de la I Jornada de Pediatría Social (5 de abril), la coordinadora de la Unidad de esta especialidad de Grupo IHP, la Dra. Virginia Carranza Parejo, aborda importantes cuestiones que afectan a los más pequeños.

«La depresión infantil existe y su origen puede ser un problema pediátrico-social»
¿Por qué es importante la Pediatría Social?
Porque es una especialidad, todavía, poco abordada por las familias a pesar de que su importancia es capital. Gracias a la Pediatría Social podemos abordar, de una manera integral, problemas muy concretos de la infancia que afectan al niño en su día a día, y puede que pasen desapercibidos.
 
¿Qué se trata en ella?
Aunque clásicamente se decía que la Pediatría Social abarcaba problemas sociales, hoy día es atribuible a prácticamente todas las patologías que pueden afectar a un menor, ya que el concepto de salud biopsicosocial es el que ahora intentamos conseguir todos los pediatras. Algunos ejemplos pueden ser el maltrato, los abusos, niños de protección...
 
¿Cómo es el día a día de un Pediatra Social?
Como el de cualquier especialista en Pediatría, solo que a la hora de valorar a un niño, no solo presta atención a la patología médica del menor, sino que estudia el entorno, la familia, y su entorno; es decir, elementos que pueden afectar al pequeño.
 
¿Qué cuidados ofrece IHP en este ámbito?
En Grupo IHP intentamos que todos los pediatras nos acerquemos a nuestros niños con esa visión pediátrico-social. Si el caso lo requiere, disponemos de una Unidad de Pediatría Social, en la que podemos de una manera más especializada dar cobertura a dichos casos.
 
¿Cree que la sociedad está hoy en día concienciada sobre el asunto?
Cada día más. Aunque es verdad que hace falta conocimiento y actualización para abordar de la mejor manera posible temas tan complicados como el maltrato infantil. Toda la sociedad debe estar involucrada en la detección, en no dejar de notificar una simple sospecha de maltrato a un menor.
 
¿Qué cuidados y precauciones deben tener los padres?
Los padres deben estar alerta a todo tipo de síntomas en sus hijos, no solo de los somáticos, sino también de los psicológicos, que no son siempre fáciles de detectar. 
El origen de una cefalea o un dolor abdominal puede ser un problema a nivel social, en el ámbito escolar o incluso familiar. 
La depresión infantil existe, es muy frecuente, y con regularidad tiene como base un problema pediátrico-social.
 
¿Existe resistencia por parte de los padres a llevar a su hijo a un pediatra social?
Lo que existe es desconocimiento, no resistencia. Probablemente, si se supiera del origen social de muchos síntomas, podría hacerse un diagnóstico y tratamiento mucho más adecuado al que en ocasiones hacemos. Solemos pensar antes en una causa física, pero puede que el origen no esté ahí. 
 
¿Qué les diría a todas aquellas personas que no están informadas y concienciadas sobre el tema?
Que se informen, que se asesoren, que acudan a formación específica, cada uno en su ámbito profesional. Y, sobre todo, que vean a los niños como una globalidad, como personas que viven en sociedad, rodeadas de familia, amigos, etc. Los cuales influyen muchísimo en su salud. 
 
Grupo IHP celebra las I Jornadas de Pediatría Social el próximo 5 de abril. Participan expertos de distintas disciplinas implicadas en la salud infantil. Para inscribirse, los interesados deben contactar con docencia@ihppediatra.com

COMENTARIOS